Top
Great for a call to action

Nuestra comunidad de valiossas

Mujeres que se han sumado al cambio

Teresa Buendía

Profesora ELE – España

Antes de empezar a trabajar con Vanessa me sentía desolada, perdida, rota en mil pedazos y sin alicientes para seguir adelante. Me sentía culpable de casi todo y que mi vida ya no era vida. Vivir esta situación tan inesperada para mí me producía ansiedad y me preocupó.  A partir de nuestras sesiones empecé a sentirme mejor, recuerdo cuando me dijo que “estaba en un proceso de duelo y que era normal sentirse así”. Esas palabras, por insignificantes que nos puedan parecer, me ayudaron a entender que no me estaba volviendo loca. Algo que me gustaría resaltar y que me está ayudando mucho son los agradecimientos. Ese tip ha sido muy significativo para mí y me está ayudando a controlar esos pensamientos “inútiles”. Me encuentro mucho mejor, estoy empezando a pensar más en mí y a ser consciente de mis pensamientos. Lo que más me ha gustado de trabajar con Vanessa ha sido su forma de escuchar, en todo momento ha sido una escucha activa. Nunca me ha interrumpido y me he sentido cómoda hablando cosas que nunca hablaría con nadie. Tiene una habilidad especial de “manejar la situación” para hacer que reflexione y llegue a mis propias conclusiones. Un trato impecable, excelente. Sin lugar a dudas la recomendaría, porque me ha ayudado. Siempre resaltaría que sabe escuchar, es muy accesible e inspira confianza y tranquilidad.  

Virginia López Chavero

Funcionaria Ministerio de Justicia – España

Cuando comencé a trabajar con Vanessa estaba depresiva, no tenía ganas de hacer nada, levantarme cada día era una pesadilla. Todos los días me enfrentaba al mismo pensamiento “No voy a poder ser feliz”. Estaba triste y angustiada. Con el Programa Mente Libre he conseguido cambiar mi forma de enfrentarme a la situación y a mis pensamientos. Ahora veo la parte positiva y útil de todo. No me siento enfadada ni decepcionada y disfruto de cada día sin pensar en que podrá ser del futuro. Trabajar con Vanessa es estupendo, es como hablar con alguien que conoces desde hace mucho tiempo. He podido desahogarme y me he sentido comprendida y apoyada en todo momento. Sin duda alguna la recomiendo. ¡Ella sabe guiar a la gente para encontrar su luz!

Clara Hidalgo

Arquitecto Técnico – España

Me sentía insegura con mi trabajo, como madre, en mi vida profesional y con mi vida en general. Sentía que estaba sobrepasada por todo lo que estaba viviendo. Lo más importante de lo que he aprendido en nuestro trabajo juntas es a sentirme bien con las decisiones que tomo, que las personas no tienen porqué actuar como yo espero que lo hagan, a aceptar mejor cuando me equivoco como madre y a reprocharme menos si lo hago. Me siento más segura de mi misma y vivo menos dramas.

Los cambios que he realizado durante este trabajo que hemos hecho juntas, me han ayudado a sobrellevar mejor el confinamiento y todo lo que ha conllevado; el estrés del trabajo, los niños, la situación de alarma en general. Lo que más me ha gustado de trabajar con Vanessa ha sido cómo me siento a día de hoy, porque me siento más fuerte y más segura. Me ha ido enseñando y ayudando de una manera super profesional, me he sentido comprendida y motivada a conseguir mis objetivos. Ha sido una gran profesional en cada sesión. Me alegro muchísimo de haber empezado a trabajar con ella. La recomiendo absolutamente, por su nivel de profesionalidad, por su calidad de persona y por todo lo que he conseguido gracias a ella.

Giuseppina Radicelli

Abogada – Venezuela

Realmente estaba muy perdida. Me enfrentaba a problemas que acarreaba desde la infancia y que, por desgracia, salieron todos a flote ya después de los 30. Vanessa tiene una magia que no se explicar, pero es tan fácil hablar con ella. Es como si llegaras a la sesión con un saco de patatas a cuestas y cuando sales de ella, no es que tus problemas desaparezcan, pero los ves desde otro ángulo y son más llevaderos, son menos dramáticos que cuando llegaste y te parecía que llevabas el mundo sobre tus hombros. Además de superar la depresión, yo casi siempre fijaba mi atención en todas las acciones y comportamientos de mi pareja y que yo permitía que me afectaran. Hoy en día eso lo llevo muchísimo mejor, no trato de vivir mi vida en pro de agradar a mi pareja o a la gente, sino de estar en paz conmigo misma, de agradarme a mi. Eso por citar un ejemplo de tantos miles que podría dejar aquí.  Hoy en día estoy bastante más tranquila con respecto a todo, no sé lo que es un ataque de ansiedad o pánico desde hace por lo menos 1 año, y eso es mucho para mí. He dejado de ser la víctima, soy más objetiva en cuanto a mis emociones y pensamientos. Lo más que me ha gustado de trabajar con Vanessa ha sido la paz que me transmite, esa magia maravillosa que hace quitándole hierro a todo lo que no merece de verdad atención y así me ha ayudado a enfocarme en lo que sí vale la pena.

Gloria Álvarez

Auxiliar de Veterinaria – España

Mi situación era horrible, tenía ansiedad, y me sentía triste, desilusionada y sin ganas de hacer nada. Mi principal reto era superar mi ansiedad y superar el miedo que tenía de morirme yo o algún familiar. He conseguido manejar mi ansiedad, y he aprendido a disfrutar de la vida y sobre todo a no preocuparme de lo que mañana pueda pasar, ya que eso es algo que no vamos a poder controlar nunca, lo que tenga que pasar pasará, por mucho miedo que tengamos a ello. Otra cosa que he conseguido es que ahora puedo empatizar más con los problemas que me rodean y hacerles frente de una manera más positiva. Me siento fuerte, feliz y muy positiva. Se refleja en todas mis decisiones y en la manera en la que veo ahora la vida. Lo que más me gustado de trabajar con Vanessa ha sido su compresión y sus ganas de querer ayudarme. Sin duda la recomendaría porque yo no pude tener mayor suerte en elegirla para que me ayudara a superar mi ansiedad, transmite mucha confianza y seguridad. Sus ejercicios sirven de muchísima ayuda. Además de todo eso su alegría y simpatía son contagiosas, por lo tanto, yo la recomendaré siempre.

Celia Lozano

Estudiante

Psicológicamente no me sentía bien, en ocasiones pasaba malos ratos con mucha ansiedad, incluso había días que no me levantaba de la cama, no comía, etc. Trabajando con Vanessa aprendí a valorar lo realmente importante de mi vida, a quererme, a afrontar los problemas y saber superarlos. Lo que más me ha gustado de trabajar con Vanessa ha sido la confianza de poder hablar de cualquier cosa, saber que siempre estaba ahí, siempre escuchando y dando lo mejor de ella. Un trato excelente, inmejorable. Recomiendo trabajar con ella porque tú manera de pensar cambia, vives en paz contigo misma, es una sensación maravillosa.

Marisol Heras

Administración Pública – España

Necesitaba aprender a alimentarme y que además mi mente fuera consciente de lo que hacía y qué era lo mejor. Sentía que daba demasiada importancia al hecho de comer sin importar lo que comiera y después todo eran lamentaciones porque después, me sentía mal física y emocionalmente. Ahora, he cambiado mi forma de alimentación, solo le doy a la comida la importancia que se merece como un acto cotidiano de la vida. Solo como cuando tengo hambre real y además sé que lo que como, me aporta grandes beneficios a mi cuerpo. He aprendido a controlar mis emociones que influían mucho en mi alimentación pero que además me ha servido para muchas facetas de mi vida. Ahora me siento muy bien tanto físicamente como emocionalmente. Me siento muy motivada, entusiasmada y con mucho ánimo y fuerza para mantener los buenos hábitos adquiridos. Físicamente me encuentro cada día mejor.

Lo que más que me ha gustado de trabajar con el equipo ha sido la cercanía, la profesionalidad y la facilidad para educar en este proyecto. Nada de censuras ni juicios, todo son ayudas para sentirnos más fuertes y confiadas en que podía conseguirlo. Recomiendo el Programa Alimentarte en Armonía porque sé los beneficios que aporta y al igual que yo lo he necesitado, sé que hay personas que deberían conocerlo y así beneficiarse de unos resultados que sin duda mejorarán su salud.

Maritrini Juez

Administradora del Hogar – España

Tenía la necesidad de aprender un nuevo estilo de vida, totalmente diferente al que tenía. Comencé con mucho miedo, dudas a lo desconocido y no saber si conseguiría completar. El primer cambio que conseguí ha sido en lo emocional, ahora me paro a pensar las cosas e intento darle solo la importancia que tiene. Lo segundo más importante es que he aprendido que tengo que comer para vivir y no al contrario, que tengo que cuidar mi cuerpo, empezando con ejercicios y alimentación saludable. Ahora me quiero y siento dichosa, motivada por todo lo que he aprendido y los resultados conseguidos. Me ha encantado el trato tan cercano y de confianza. Me habéis hecho pensar sobre mí y que puedo realizar cosas de distinta forma de como venía realizándolas. Lo recomiendo, creo que, si ha sido bueno para mí, lo será para otras personas con problemas emocionales y nutricionales y que sepan que tienen herramienta a su alcance para solucionarlo.

Pilar Mesón

Administradora del Hogar – España

Al comenzar el Programa Alimentarte en Armonía me sentía fatal. Hacía cuatro meses que había dejado otra dieta de las tantas que había hecho. El cambio que he experimentado al trabajar con el equipo ha sido el poder controlar la comida, saber si es hambre real o emocional, poder comer alimentos que yo siempre he tenido como “prohibidos”, etc. Ahora me siento más liberada con respecto a la comida y feliz. Lo que más me ha gustado han sido las reuniones grupales. Por supuesto que lo recomiendo, por qué cuando os conozcan van a mejorar sus vidas.

Ceferina Nicolás

Auxiliar de Enfermería – España

Sabía que algo no iba bien en mi alimentación. Y dietas, había probado muchas. Pero al escuchar hablar de apoyo psicológico pensé, eso es lo que yo necesito. Al comenzar el Programa me sentía expectante y confiada en que fuera un paso definitivo. He conseguido cambiar mi idea del comer. No comer sin hambre. Ahora pienso en la comida como algo necesario para mi cuerpo y elijo los mejores alimentos. Ahora me siento satisfecha y con ganas de aprender cosas nuevas que afiancen este estilo de alimentación sana. El trato es ideal, pero vuestros conocimientos y profesionalidad hacen que funcione lo aprendido. Me gustó mucho el taller de cocina y las reuniones grupales. No te sientes como bicho raro, al ver a más gente preocupada por su alimentación. Lo recomiendo porque a mí, me ha ayudado muchísimo.

A.Q. C

Optometrista – Bristol, Inglaterra

Con Vanessa aprendí a ver lo bueno que hay en mí, a quererme, a valorarme, a ser más asertiva y tomar decisiones sin sabotearme, poniéndome en primer lugar y a respetarme a mí al mismo nivel que a los demás. Ahora siempre sé identificar qué es lo que me pasa cuando digo que estoy triste. Mi cabeza ha parado de dar vueltas a mensajes de autocrítica. Ella refuerza tus auto mensajes positivos y nunca te juzga por estar triste o pensar mal de ti misma. Mi proceso con Vanessa fue decisivo y desde luego soy otra persona. Conseguí dejar atrás una vida que no me llenaba y luchar por mi sueño, el que poco a poco ya estoy alcanzando y disfrutando. La recomiendo, yo soy otra persona. Lo digo siempre, el mejor dinero invertido de mi vida sin duda ha sido con Vanessa.

lucía granero

Estudiante – España

He aprendido con Vanessa que todos los pensamientos que llegan a nuestra mente no necesariamente son ciertos, que hay que cuestionarlos y manejarlos tú a ellos y no ellos a ti. Ahora consigo tener menos ansiedad y vivir más tranquila y relajada. La súper empatía que tiene Vanessa me tranquiliza muchísimo, el tratar de entenderme y tranquilizarme me hace sentir muy cómoda. Es una gran profesional. Intenta ayudar y ofrecer luz a las personas con las que trabaja. Te ayuda a ver que los problemas no son el fin del mundo y que se pueden solucionar y puedes mejorar como persona.

L. P.

Ama de Casa – España

Cuando comencé con Vanessa mi situación era mala.  No quería tener contacto con nadie, ni familia, ni amigos, ni hijas.  No escuchaba a nadie, siempre nerviosa.  Dudaba si podía salir de mi situación.  Ahora me encuentro bastante bien, con mucha paz.  He aprendido a escuchar y no suelo dar voces.  Con mis hijas ya no riño, he aprendido a comprenderlas.  Ellas tienen su sitio y yo el mío.  Ahora me siento más relajada, tranquila y pienso más las cosas, sin tener miedo y me relaciono más con la gente.  Lo más que me ha gustado de trabajar con Vanessa es que me ha ayudado a ver y enfocar mis problemas desde otra perspectiva. Trabajar con Vanessa es encantador.  Transmite mucha paz.  Sabe escuchar atentamente y es agradable estar con ella. ¡Tiene soluciones para todo! Y me hace sentir en confianza. Por hacerme ver el mundo de manera diferente, por lo profesional y gran persona que eres.

¡Muchas gracias por tanto!

Josebel Gallardo

Auxiliar de Enfermería – España

Antes de comenzar a trabajar con Vanessa era un bucle de emociones y culpas. Ahora soy capaz de reconocer mejor mis pensamientos y mis emociones, de ponerles límites e incluso, de detenerlos.   Me siento más tranquila con ganas de buscar y marcarme un objetivo claro por el que luchar. Me gusta trabajar con Vanessa por los momentos de relajación-reflexión que experimento luego de las sesiones, que me liberan y me ayudan a comprenderme y a liberar mis pensamientos y mis emociones. El trato de Vanessa es fantástico y la atención es de complicidad.  Hace que sea fácil trabajar y hablar de cualquier problema. La recomiendo porque además de ser un encanto de persona, es muy buena profesional que se preocupa por sus clientes.

I. M.

Autónoma – España

Antes de comenzar con Vanessa, la situación era nefasta. Me enfrentaba al reto de querer controlarlo todo y a todos. Sentía que todo el mundo iba en mi contra. He conseguido o al menos mejorado, el sentimiento de culpa, el no hacerme la víctima en las situaciones, a dejar fluir y a no querer controlar ni las situaciones, ni a las personas. Precisamente, Vanessa me ha hecho darme cuenta que, lo mucho o lo poco que nos dé una persona es siempre lo mejor que nos ha podido dar. La recomiendo porque creo que todos merecemos un poquito de esa sabiduría, inteligencia, tranquilidad y amor que transmite.

¡Gracias Vanessa!

 

 

Glenda Solá

Gerente de Recursos Humanos – Puerto Rico

Trabajar con Vanessa ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida.  Cada una de las sesiones me dio la oportunidad de hacer introspección y tomar decisiones asertivas.  Con sus herramientas, he logrado sentir mayor confianza en mí misma y valorar aquellos aspectos que me hacen una mujer única, al mismo tiempo que ahora estoy más consciente de las situaciones que se presentan para desarrollar todo mi potencial hacia una mejor versión de mi misma.  Vanessa llenó cada sesión de alegría, serenidad y del reto constante de pararte frente al espejo y analizar dónde estoy y hacia dónde voy.  Ya sé exactamente hacia dónde voy.

¡Soy más feliz gracias a ella!

×

Hola!

Gracias por contactar con Valiossas

¿Cómo puedo ayudarte?

×